Tome y Dichato

INCREÍBLES PAISAJES, EXCELENTE GASTRONOMÍA DE MAR Y PLAYAS PARA TODOS LOS GUSTOS




Cuando recorras los rincones de Tomé, te parecerá una ciudad nostálgica. Y es que cada una de sus calles y construcciones de principios y mediados del siglo XX emanan la historia de un pasado esplendoroso, generado gracias a su importante actividad portuaria y textil. Es por esto que el turismo histórico es uno de los principales encantos de esta comuna de un poco más de 50 mil habitantes, pero también atrae por sus hermosos paisajes costeros, en la ruta que va desde las playas Pingueral a Punta de Parra.

En su límite norte se encuentra Dichato, bahía que comprende una playa de 2.400 m de largo de arenas blancas, donde podrás practicar deportes náuticos, gracias a la suave pendiente de su litoral. En febrero de 2010 este balneario se hizo tristemente célebre por el terremoto y tsunami que destruyeron gran parte de sus playas, pero hoy Dichato muestra una cara renovada y se ha convertido en uno de los lugares favoritos del Biobío, con una completa infraestructura, una nueva costanera y boulevard, además de una variada oferta gastronómica, hotelera y de actividades turísticas playeras, incluyendo su concurrido festival veraniego.

¿Cómo llegar?

Si vienes desde el norte por la Ruta 5, a la altura de Chillán toma la autopista del Itata, por la cual llegas directamente a Penco y desde ahí conduce hacia el norte hasta llegar a Tomé.

Desde Concepción, Talcahuano y los alrededores debes tomar la ruta que va hacia Penco y Lirquén. Si viajes en bus, desde el centro de Concepción hay servicios diarios y a toda hora.

También puedes llegar desde el sector de Rafael, por la ruta llamada Los Conquistadores, que pasa por localidades como Quirihue y Coelemu.

 

DESTINOS

IMPERDIBLES


Síguenos