Lota

La historia de un legado minero




A pocos minutos de Concepción, podrás acercarte a uno de los capítulos más apasionantes de la historia de la Región del Biobío y de Chile. A partir de 1852, comenzaron a llegar al golfo de Arauco las principales fortunas del país para desarrollar la industria del carbón, que abundaba en toda esta zona y era el mineral más preciado de la época, impulsor de todo el transporte a vapor (trenes y barcos). Poco a poco la industria fue creciendo y se desarrollaron las ciudades de Lota y Coronel, como consecuencia del requerimiento de mano de obra para la extracción del carbón.

En Lota podrás envolverte de un pasado lleno de esfuerzo, dolor y progreso que marcó a una buena parte de sus trabajadores y habitantes. El propio Pablo Neruda escribió cuando conoció la ciudad y sus pabellones: “Las poblaciones de Lota y Coronel están junto a un mar sin alegría, al ronco mar gris de las costas australes del sur de Chile. Una historia de lucha y de martirio cubre las vidas de los hombres, de los indomables héroes del carbón. Los he visto salir de la profundidad, tiznados y cansados, avanzando hacia sus arrabales inhumanos”.

Pero esta ciudad, que se extiende junto a la costa del Pacífico, después del cierre definitivo de la extracción minera a fines del siglo XX, busca cambiar su destino. Y ha encontrado en el turismo parte de ese desarrollo y de su reconversión económica.

Conocer Lota, la comuna chilena con mayor cantidad de monumentos reconocidos como patrimonio y monumentos históricos, es acercarte a uno de los más apasionantes capítulos de más de 150 años de historia. Sus pintorescas construcciones, los viejos pabellones, los edificios -muchos de ellos casi en ruinas-, son uno de los principales atractivos de este destino, que mezcla su patrimonio con el refrescante aire marino, su gastronomía y la calidez de su gente.

DESCARGA EL FOLLETO DE LOTA AQUÍ

Que hacer

Actividades


DESTINOS

IMPERDIBLES


Síguenos