Diversas actividades a nivel nacional se realizarán durante este viernes para celebrar la gastronomía chilena. En Concepción se realizará una muestra gastronómica en la Oficina de Información Turística de Sernatur que tendrá distintos sabores de la región.

12 lugares y platos para disfrutar los mejores sabores del Biobío





Compartir:

Cada 15 de abril, y hace siete años, los sabores nacionales celebran el “día de la cocina chilena”. Una fecha particular instaurada por decreto Ley Presidencial y que pretende relevar la identidad presente en su importante gastronomía.

Los mejores platos de nuestra historia muchas veces presentes en nuestra cocina, son resultado de la fusión de culturas y tradiciones que hoy también buscan un espacio en la importante tarea por reproducir y mantiene viva nuestra identidad.

El curanto chilote, los kuchenes de frutillar o el cordero magallánico son algunos de los platos más característicos del país, pero… ¿Cuáles son los sabores del Biobío?

Para la Directora Regional de Sernatur, Paola Núñez, la gastronomía “es una de las manifestaciones más características de la identidad de los pueblos. Su color, sabor y su preparación en bases a sus productos locales nos hablan también de un elemento diferenciador para cada destino turístico. Un elemento que hemos tratado de potenciar con diferentes capacitaciones e iniciativas, porque como institución tenemos claro que a pesar de que tenemos un territorio extenso y diverso, nos puede ayudar mucho en la tarea pode diversificar nuestra oferta”.

Muchos platos, variados productos y una amplia gama de preparaciones que hace difícil reconocer  un lenguaje común a simple vista. Sin embargo, y pero para hacernos un panorama de lo que tenemos en la región, acá te dejamos 12 platos y lugares donde la cocina con identidad regional es protagonista y aparece como una alternativa ideal para su gente y nuestros visitantes. Ojo que son sólo algunos porque hay muchos más.

“Carbonada de Lota”: Nace junto a la vida cotidiana del trabajador vinculado en explotación del carbón. Considerando que las familias eran muy numerosas, se hizo  tradición crear un plato que dejara equitativamente satisfechos a todos sus miembros. El principal ingrediente es la carne cortada en cuadritos, como si fueran trozos de carbón, que era también el recurso energético para cocinar el plato. Un plato con historia que hasta el día de hoy nos acompaña en el menú de nuestras propias cocinas.

“Sándwich El Chillanejo en Sabor Chileno”: Una tentación imperdible ofrece Sabor Chileno, picada ubicada en el centro de Chillán (Avda. Libertad con Sargento Aldea), con su exquisita fusión entre lo tradicional y gourmet. “El Chillanejo” consiste en pan hallulla o marraqueta pasado por ajo, con cama de lechuga, carne mechada, láminas de pulpa de cerdo y láminas de longaniza, terminando con una salsa agridulce y mayonesa al eneldo, acompañado el plato con sopaipillas y pebre casero.

“Prietas y Malayas en la Picá de Pedro”: Este clásico penquista no sólo es un local que hace gala de sus contundentes platos y sus mejores prietas, malayas y arrollados. También, la Picá de Pedro es lugar de encuentro para aquellos que desean disfrutar de esos platos con historia que muchas veces fueron parte del menú tradicional de nuestros padres o abuelos.  No apto para vegetarianos, este lugar entrega ambiente y una vitrina en la que sobresalen carnes, prietas, longanizas, pollos, tomates y ajíes.

“Chivo con miel al merkén en San Fabián”: En plena cordillera, específicamente en el poblado de San Fabián de Alico está el restaurante Vista Hermosa. Un lugar que ofrece “Chivo con miel al merkén ” y que llama la atención por ser una versión innovadora de una de las preparaciones más destacadas de la zona. Consiste en chivo asado en horno de barro, acompañado con papas cocidas y ensaladas. Está disponible a pedido, durante todo el año.

 “Café de Piñón en Restaurante Sabores de Mi Tierra”: Ubicado en Ralco, al inicio del acceso al Valle del Queuco, este lugar es una de las alternativas de gastronomía pehuenche en el Alto Biobío, en la que el visitante podrá encontrar entre sus productos el característico café de piñón, además de diferentes preparaciones gastronómicas con productos locales, dependiendo de la temporada, como son el digüene, changle, locro, entre otros.

“Ponche de mariscos o picoroco”: Un obligado de la gastronomía costera de la Bahía de Concepción es el ponche de mariscos. Una tradición de los pescadores artesanales que hoy es parte del menú de los restaurantes costeros y un brebaje que acompaña la amplia gama de productos del mar que son un atractivo turístico de nuestras playas y puertos. Uno de los que ofrece tradición y trayectoria es sin lugar a dudas “Ojitos Pichos”, una de las picadas más populares de la zona, pero que también se ofrece en gran parte de nuestro Borde Costero como Dichato, Tomé, Lirquén, Talcahuano, Lenga, etc.

“Terrina de Avellana en la Sazón”: La fusión de las culturas y lo mejor de los productos propios del pueblo mapuche, como piñones, chupones, merkenes, avellanas y murtillas con un toque gourmet es el sello de “La Sazón”, uno de los atractivos de cañete y del territorio que lleva años impulsando la gastronomía con identidad. Uno de sus postres más clásicos es la terrina de avellana, exquisito plato en base a crema y  harina de avellanas.

“Tortillas de Laraquete”: Los pañuelos blancos y las clásicas tortillas con chorito de Laraquete son parte de la idiosincrasia y un verdadero “quitahambre” para los conductores que pasan por la zona. Una tradición que es parte del atractivo turístico de Arauco y un ícono de nuestra gastronomía.

“Papaya Sour en Cobquecura y Buchupureo”: El papaya sour y el ponche de papaya son dos preparaciones elaboradas con las frutas producidas en los huertos y campos de Cobquecura. La papaya más austral del país se ha transformado en un atractivo turístico y gastronómico de la capital del surf en la región y que brilla con luz propia en una localidad que ha sabido sacarle provecho. Se puede encontrar el diversos restaurantes de la zona, tales como “El puerto de Buchupureo”.

 “PalaComilona o PalaSed Onde’l Pala:  Es una picada chillaneja reconocida a nivel nacional por la singularidad de su oferta gastronómica e instalaciones. En un ambiente rústico y festivo, se combina de manera única un menú variado “PalaComilona” y “PalaSed”, con sopaipillas, empanadas, carnes, longanizas, además de chicha y pipeño de la cepa país, producidos en su propia viña en San Nicolás, entre otros alimentos y bebidas típicas de la zona como “Terremoto”, “Navegao” y ponches. Esto complementado con música folclórica en vivo, y la posibilidad de zapatear cueca todo el año.

“Humitas en Los Hornos de Doña Juanita – Guarilihue”:  Humitas, Cazuela de Pava o Chancho ahumado, Empanadas en horno de Barro, Longaniza de la casa, Pan Amasado, y  variadas preparaciones como el  Conejo Escabechado, Pato al horno,  cordero al palo y al horno son algunas de sus especialidades. Definitivamente un lugar donde se vive la comida regional criolla. La atención en esta temporada se remite a los fines de semana.

“La fuente Penquista”: Un menú lleno de recuerdos y nombres que cualquier ciudadano de Concepción  debería reconocer, es parte de la oferta de “La fuente Penquista”, nuevo local que entrega desde sándwiches con nombres de líneas de Micro como “Rengo Lientur”, hasta menús completos con alto contenido gourmet. Un punto a favor es que la atención siempre va acompañada de música de la zona. Una fuente penquista de tomo y lomo.

Bonus:

Guachilango Marino en Lirquén: Preparación clásica del Rincón Marino en Lirquén donde locos, camarones, ostiones, machas, carapacho se unen al pilpil para hacer de este plato el favorito para los que busquen un afrodisiaco regional.

Vinos del Valle del Itata: Aunque el vino tiene su propio día, no es posible dejar de mencionar que un buen plato de comida chilena siempre es mejor acompañado de una copa de vino de las viñas patrimoniales del Valle del Itata.

Síguenos